Archive for the ‘Vacaciones’ Category

Salida a Calella

martes, febrero 6th, 2018

En esta ocasión vamos a recomendar una salida a la costa de Barcelona, concretamente a Calella de la Costa. Un pueblo muy turístico pero que también tiene un bonito faro como Llafranc, donde fuimos hace unos días, y para llegar al mismo podréis hacer una caminata adaptada al tiempo del que dispongáis.

Empezamos: Calella de la Costa tiene una gran playa un largo paseo marítimo pero no es eso lo que nos hizo decidirnos por esta salida sino por otros rincones menos conocidos como son el faro y las Torretes de Calella o torres del telégrafo. También tiene un parque en el centro del municipio (Parc Dalmau) que contiene un refugio antiaéreo que no puede visitarse por estar cerrado en invierno, como casi todo en Calella.

En nuestro caso, que íbamos con tiempo suficiente, aparcamos dentro de Calella, en la calle del Turismo entre los hoteles Santa Mónica y Kaktus Playa. En enero no suele haber problemas de aparcamiento. Desde aquí caminamos hasta la entrada de Calella y pasamos frente al camping El Far, ahí por la carretera N-II hay 10 minutos hasta llegar al desvío que nos lleva al faro. Si vais con menos tiempo podéis llegar justo hasta ahí en coche. La subida al faro son menos de 5 minutos.

Una vez en el faro, a la derecha se abre un camino que nos lleva, rodeando la montaña hasta el club de tenis de Calella, se desciende por mitad del club y entre las pistas.

Al llegar abajo del todo giramos a la izquierda y seguimos el camino hasta llegar al inicio del recorrido. Justo aquí debemos iniciar ascenso a la derecha hasta ver los carteles de Les Torretes, en 15-20 minutos habremos llegado y podremos verlas y las vistas de Calella, buen momento para desayunar.

 

La vuelta es bajada así que sencillo. Si tenéis tiempo podéis visitar el parque de Dalmau, nada del otro mundo pero un buen pulmón dentro del municipio. Del refugio antiaéreo solamente puede verse la entrada ya que en invierno está cerrado.

Así descubrimos algunos de los rincones menos conocidos para los turistas.

Salida a Llafranc

martes, enero 30th, 2018

Llafranc es un pequeño municipio de la costa de Girona que pertence a Palafrugell. Si playa tiene más de 300 metros y acaba en un pequeño puerto y club náutico. La bahía de Llafranc va desde la Punta d’en Blanc hasta el cabo de San Sebastián.

En Llafranc hay hoteles y restaurantes pero también un bonito faro, la iglesia de Santa Rosa de Lima, un poblado ibérico y una ermita, este es el camino que hicimos.

Llegamos a Llafranc y dejaremos en coche en cuanto sea posible, no es recomendable adentrarse en el nucleo ya que es un pueblo muy pequeño y las calles son muy estrechas y sin posibilidad de aparcamiento. Así que en la misma bajada al entrar al municipio ya podemos dejar el coche. En temporada baja no hay que pagar zona azul.

Caminamos apenas unos metros y ya llegamos a la playa de Llafranc donde podemos disfrutar del paseo marítimo. Podemos desviarnos a la derecha para ver la iglesos de Santa Rosa de Lima y volver al paseo marítimo hasta llegar al puerto.

Justo en el acceso al puerto hay indicador que nos marca el camino ascendente para llegar a nuestro objetivo del día: El faro de San Sebastián. Empezamos a subir escaleras y contemplamos Llafranc desde las alturas.

Con un poco de paciencia ascendemos por las serpenteantes calles hasta llegar al mirador donde también hay un restaurante y el faro. Descanso obligado.

Si continuamos el ascenso, unos metros más arriba hay otro restaurante y el acceso a la ermita, una torre de vigilancia y el poblado ibérico mencionado. Desayunar arriba es una gran idea para reponer fuerzas. Nosotros lo hicimos allí mismo pero al final del poblado ibérico hay una zona de picnic con mesas y bancos.

Hay posibilidad de seguir el camino en dirección norte pero nosotros decidimos volver a la playa de Llafranc y comer juntol mar.

Puedes comer, tomar un café o una ceveza en el Restaurante Terramar, tiene terraza y un bonito salón (no es económico pero vale la pena).

 

Pasamos una bonita mañana de enero y recomendamos la salida.

 

Escapada Perpignan

miércoles, enero 24th, 2018

Hace tiempo que nos rondaba por la cabeza y finalmente nos hemos decidido, nos escapamos a Perpignan, Perpinyà o Perpiñán, como más nos guste y depende si lo queremos decir en Francés, Català o Español; todos ellos nos llevan al mismo destino, una bonita población del sur de Francia en los Pirineos Orientales y dentro de la región de Languedoc-Pyrénées y también en la llamada Catalunya Nord.

Nuestra previsión: salir sábado por la mañana, pernoctar allí y volver el domingo, sin prisa. Queríamos ver (o visitar) Le Castillet, la catedral de Saint-Jean-Baptiste, el río Têt, el palacio els Reis de Mallorca y el casco antiguo. Unas visitas rápidas para hacer en algo más de 24 horas.

Nuestra reserva de hotel la hicimos en www.booking.com guiados por los comentarios y siguiendo criterios de cercaría al casco antiguo y relacion calidad/precio según comentarios leídos en la misma página web. Seleccionamos el Mondial Hotel Perpignan.

El sábado por la mañana nos pusimos en marcha y en dos horas estábamos allí; aparcamos a 15-20 minutos del hotel detrás de los jardines del Palais des Congrès Georges Pompidou, en esa zona no hay zona de pago así que andamos unos minutos pero quedamos tranquilos sin tener que poner ticket ni pagar parking.

Al llegar al hotel nos atendieron en castellano sin problemas, el trato fue muy agradabe y nos explicaron brevemente el funcionamiento del hotel, horarios de comidas y demás. La habitación era amplia y cómoda, la mitad estaba reformada pero la otra mitad… pendiente de ello; se notava que el hotel tenía años y años y había zonas del baño, por ejemplo, que hablaban claramente del estilo que tenía hace 60 años.

Salimos a descubrir Perpignan y una de las cosas que descubrimos y que queremos contaros es que el centro histórico se ha movido con el paso de los años. Ojo con acceder a algunas partes de la ciudad porque son realmente suburvios donde la imnigración y la suciedad te hacen sentir en otro mundo. Media vuelta rápidamente porque no es agradable el paseo. Es una lástima porque hay edificios antiguos de curiosa contrucción.

El casco antiguo actual, desde Le Castillet hasta la Cathedral y el Camposanto y de ahí cruzando hasta la oficina de turismo todo muy bien.

Comimos en el centro, frente a Le Castillet en el restaurante Le Grand café de la Poste, no es barato pero no hay otro sitio mejor y más cerca del monumento.

Visitamos todo el centro paseando, vimos la Catedral, el Camposanto, el Palacio de congresos que está dentro de un parque, la plaza de la República (donde había mercado) y, como no, el canal del río Têt donde nos hicimos unas fotos.

Intentamos visitar el palacio de los reyes de Mallorca pero por horario no nos fue posible.

 

Nuestra cena fue en la magnífica Crêperie Flaubert donde no podéis dejar pasar la oportunidad de tomar una botella fresquita de cidra junto a una galette complete.

 

Es una salida recomendable para hacer en pareja, familia o amigos. Si estáis en Girona o Barcelona da tiempo a hacer la visita saliendo temprano y volver después de cenar ya que el casco antiguo de Perpignan no es muy grande.

Suerte y ánimo.

 

[amazon_link asins=’B015JHHFTC,B003J367JI,B003O69FOY,B014W9RF02,B007VOTOVO,B014V4VETG,B076Q6C2RD,B006J4FN08′ template=’ProductCarousel’ store=’wwwlimondelca-21′ marketplace=’ES’ link_id=’094930d5-04ea-11e8-9f66-931d6ee43bb1′]

 

Salida a Francia un fin de semana en bungalow

lunes, abril 4th, 2016

Os propongo una salida de fin de semana (2-3 noches) a nuestro país vecino: Francia.

Desde Girona o Barcelona la tenemos relativamente cerca, entre 100 y 200 km, nada que no podamos hacer en un par de horas como mucho.

En nuestro caso el destino fue el Camping des Albères situado en el pequeño pueblo de Laroque-des-Albères; reservamos un bungalow por un precio muy ajustado en el que estuvimos muy bien.

Salimos de casa y nos pusimos en camino: Ap7, A9 al entrar en Francia y salida en Le Boulou. En poco más de una hora estábamos en nuestro primer destino: el lago de Saint Jean Pla-de-Corts. En precioso lugar donde parar, comer unos bocadillos que llevábamos en la mochila y dar un tranquilo paseo al rededor del lago.

Los niños pueden correr, ver los patos que hay por allí y pasar un buen rato. Es un buen lugar para hacer actividades en verano, al inicio de la primavera está todo muy tranquilo y cuidado.

Tras desayunar y pasar un buen rato nos fuimos al camping, en 20 minutos has llegado.

Lo primero que hicimos fue visitar el pueblo de Laroque-des-Albères, ya que estábamos allí, que menos. Tiene un castillo desde el que se puede ver todo el pueblo, un pequeño supermercado, panadería, pizzería, restaurante, crepería, carnicería y algunos comercios más.

A 10 minutos hay un Carrefour que veréis por el camino, antes de llegar.

El camping tiene una piscina descubierta con tobogán pero también tiene una cubierta y climatizada. Aprovechamos la tarde para probarla.

Al día siguiente, por la mañana nos fuimos a hacer de turistas. Nuestro destino: Collioure, a 20 minutos.

Allí nos centramos en tres partes según nos recomendó la persona que nos atendió en la oficina de turismo: El casco antiguo: lleno de tiendecitas y galerías; un pequeño paseo por el puerto para hacer unas fotos y disfrutar de las vistas; y la visita al castillo Real de Collioure (2 euros la entrada, niños gratis).

Muy interesante, sobre todo el castillo.

Otras actividades que pueden hacerse son:

En la oficina de turismo os darán toda la información que necesitéis. Preparaos para pagar parking porque es un pueblo muy turístico. Nosotros pagamos 4 euros por 3 horas (el máximo en la zona que aparcamos).

Una vez acabada nuestra visita decidimos ir a Argelès-sur-Mer, 15 minutos de trayecto. Comimos por allí y nos fuimos a la playa. El día fue espectacular y pudimos aprovechar muy bien todos los momentos.

Comer en toda la zona tiene su qué. El menú está entre los 20 y los 30 euros aunque siempre se pueden encontrar otras opciones más económicas: pizza, kebab, bocadillos, …

Para acabar la tarde, volvimos al camping y los niños aprovecharon la piscina descubierta.

El tercer día fuimos a ver la abadía de Saint-Gènis-des-Fontaines está a 10 minutos del camping, una pequeña abadía en la que pudimos ver el claustro y una exposición que hay en la planta superior. No visitamos la iglesia ya que era domingo de Semana Santa y estaba hasta arriba por la misa.

La tarde la pasamos en el camping, no hizo buen tiempo y, a pesar de habérsenos hecho pesada ninguna de las salidas, decidimos descansar. Los niños pasaron la tarde haciendo actividades y disfrutaron mucho.

Para cenar compramos unas pizzas en el mismo camping, vale la pena, están muy ricas y el precio es ajustado.

Al cuarto día recogimos y volvimos a casa con ganas de volver y descubrir otros sitios con la misma base, el camping des Albères en el que tan bien estuvimos.

Nota: Perpignan está a 30 minutos del camping.

Las piscinas abren tarde

jueves, julio 30th, 2015

Estamos en plena época estival. Playa, piscina y chiringuito: los reyes del verano.

Quiero comentar con vosotros que desde hace años veo que muchos ayuntamientos abren sus piscinas coincidiendo con las vacaciones de los niños, algo que podemos ver como normal pero no así el horario de apertura que tienen.

Abren a las 11 de la mañana.

Todos los expertos coinciden en que no debemos exponernos al sol en las horas de máxima exposición solar, es decir, entre las 12 y las 16 h y para ello lo explican en las medidas de protección solar recomendadas. También sabemos que la excesiva exposición al sol en edades tempranas provoca cáncer de piel en jóvenes y adultos.

¿Como es posible que no tengan en cuenta estas indicaciones nuestros ayuntamientos y abran las piscinas a las 11 de la mañana? Que no te da tiempo a llegar, entrar, cambiarte, buscar sitio a la sombra (no hay) y ya son casi las 12 del medio día.

Desde aquí solicito a todos los ayuntamientos que valoren y tengan en cuenta para la próxima temporada abrir antes las piscinas municipales. Que los niños están despiertos a las 8 o las 9 de la mañana y disponibles para salir a chapotear.

Escapada Carcassonne

domingo, mayo 12th, 2013

Os voy a relatar la escapada que hemos hecho a Carcassone, por si hay alguien interesado en el tema y le puede servir nuestra experiencia.

Lo primero, como siempre, es planificar el viaje. Ver en qué condiciones vas a hacerlo y con quien. Tener medianamente claro cual va a ser tu ruta y también tus prioridades. Una vez hecho esto tienes la mitad del viaje solucionado.

Nosotros teníamos previsto estar fuera 3 días y viajamos con niños así que nada de largas rutas ni exceso de horas en el coche.

Salíamos de la provincia de Barcelona y nuestro destino final era Carcassone, así que programamos el viaje en 3 días.

Día 1: salida temprano (07:30h) y ruta con paradas varias hasta llegar al alojamiento.

Día 2: íntegro para dedicarlo a Carcassone, nuestro objetivo de viaje.

Día 3: ruta de vuelta y paradas varias para aprovechar el viaje.

A pesar de no haber seguido nuestra idea inicial y hacer todas las paradas previstas, ha sido un viaje estupendo.

 

El primer día salimos con el objetivo de hacer la primera parada en Peyriac-de-Mer que está a 20 minutos de Narbonne. Realmente paramos antes, en un área de descanso en la autopista, parada altamente recomendada para hacer pipi y sacar a los niños un rato. Aprovechamos para desayunar.

Hay que decir que allí, en las áreas de descanso de Francia, los lavabos están limpios y normalmente hay mesas y bancos donde poder comer algo, así que a unos 15 minutos de llegar a Peyriac-de-Mer paramos, descargamos nuestras bufetas y desayunamos.

Peyriac-de-Mer

Una vez llegamos a Peyriac-de-Mer aparcamos el coche a la entrada y dimos una vueltecita por el pueblo para estirar las piernas. Vimos la iglesia de Saint Paul y llegamos hasta el estanque, que es lo mas destacable de ese pueblo ya que tiene unas pasarelas por donde puedes caminar por encima del agua. Justo a lado del estanque hay un parking gratuito.

 

Deshicimos el camino y tomamos dirección Narbonne. Ésta es una gran cuidad con edificios emblemáticos y donde puedes encontrar de todo.

Dejamos el coche al lado del canal, en el Quai Victor Hugo, en un parking

Quai Victor Hugo - Narbonnedescubierto. Allí pudimos ver el canal con algunos puentes llenos de flores; la plaza del ayuntamiento donde hay un vestigio de la via Domitia que unía Italia con España; la catedral de Jaint Just e Saint Pasteur por fuera; el palacio de los arzobispos y sus jardines, y poca cosa más ya que era nuestra parada antes de la hora de comer.

Podríamos haber comido por allí porque la oferta era económica si hablamos de comida rápida (bocadillos con bebida y una galleta por 4 euros) pero llevábamos la comida de casa y preferimos seguir nuestra planificación. Al salir, el parking nos salió gratis, no se si por la hora en la que entramos y salimos (11:30 – 13:30h aprox) o porque aquel día no se pagaba.

Siguiente parada: Abadía de Fontfroide que esta a unos 15 km. de Narbonne.

Torre junto a FontfroideJusto a la entrada de la Abadía y el parking de vehículos hay una zona de descanso con merendero así que dejamos el coche y nos pusimos a comer; descansamos y decidimos no entrar en la Abadía (no pagar la entrada para hacer la visita) ya que se estaba haciendo tarde e íbamos con niños. Por tanto dimos un paseo por la zona exterior donde pudimos ver el tipo de construcción y subimos a una torre de defensa que hay a pocos metros.

Nuestro destino final estaba aun a 100 kilómetros: Cornèze, un pequeño pueblo o aldea que pertenece a Couffoulens y que se encuentra localizado entre Carcassone y Limoux. Nos pusimos en marcha y llegamos sobre las 18:30h, «just in time» a nuestro alojamiento. Es una casa habilitada para el caso, un Bed & breakfast que allí lo llaman Chambres d’hôtes. Justito en cuanto a la limpieza pero nos hizo el servicio ya que tenía mesa con sillas y espacio suficiente como para que los niños pudiesen disfrutar más que si hubiésemos escogido un hotel. Es regentado por Thierry que no entiende ni habla español, ni català, ni italiano, ni inglés… es decir, que francés y signos con las manos si quieres entenderte con él.

Cornèze

Foto de Anna Doménech

En Cornèze no hay nada, y cuando digo nada es nada más que calles y casas antiquísimas la gran mayoría sin restaurar. Tiene un teatro y una especie de bar que solo abre cuando lo hace el teatro. Por otro lado dicho «bar» no tiene refrescos como Coca Cola o Fanta, eso sí, puedes pedir todo el vino o zumo de manzana que desees.

 

El segundo día amaneció lloviendo y gris. Decidimos seguir nuestra planificación y pasar todo el día en Carcassone.

Cargamos en el coche los paraguas, chubasqueros, capas, cámaras de fotos y nuestra ilusión por ver la cuidad amurallada de cuento que habíamos visto en fotos.

Aparcamos al lado del puente viejo o Pont Vieux, en una plaza con árboles donde no hay que pagar, justo al lado de la Rue Trivalle. Caminamos 10 minutos hasta La Cité y efectivamente, es impresionante. Las fotos no hacen justicia a lo que allí puedes ver.

CarcassonneHabía un pequeño mercado de artesanos a la justo al pasar la muralla y vimos varios productos de la tierra. Fuimos a la oficina de turismo y esperamos pacientemente nuestro turno. Os lo podéis ahorrar ya que os dirán que visitéis el castillo y las actividades que habrá a lo largo del día. Mi recomendación personal es que vayáis directamente al castillo, que paguéis la entrada (8,5 euros en 2013) y disfrutéis de un viaje en el tiempo. Podréis subir hasta las almenas y pasear por la parte alta del castillo disfrutando de las vistas. También visitar los salones, pasarelas y patios que hay dentro. Vale la pena entrar y hacer la visita (los menores no pagan).

Una vez visto el castillo fuimos a comer en el restaurante más antiguo (o así se publicitan) que hay dentro de La Cité: Le Trouvere. La oferta es abundante y hay precios desde los 12 euros. Atención porque allí las bebidas no están incluidas en el menú (vaso de Coca Cola 3 euros,  botella de 1,5 l de agua 4 euros, …para que os hagáis una idea).

El plato típico es el Cassoulet: judías guisadas al estilo fabada con pato y butifarra de cerdo, supongo que cada restaurante tendrá su manera de elaborarlo pero la receta básica es la misma para todos.

Murallas de CarcassonneDespués de comer paseamos por toda la Cité que está llena de tiendecitas de recuerdos, entramos en la Basílica de St. Nazaire, y no quisimos irnos si dar el muy recomendable paseo entre la muralla exterior y la interior donde se puede apreciar, una vez mas, la espectacularidad del complejo.

Cuando acabamos la visita a la antigua cuidad fortificada pensamos en dar una vuelta por la zona más nueva, la Bastide St. Louis. Cruzamos el Pont Vieux y fuimos hasta el centro, la plaza Carnot, donde hicimos una parada para tomar un café. Nuestro objetivo final esta ir hasta el Canal du Midi y ver el puerto e intentar subir en uno de los barcos para dar un paseo por el mismo canal pero el tiempo nos lo impidió.

A todo esto vimos sol, nubes, mucho aire (ojo en la parte superior de la muralla), fuerte lluvia y granizo, un día muy completo en cuanto a lo meteorológico.

Acabamos la tarde comprando en un supermercado Géant Casino y cenando en un Buffallo Grill, ambos lugares están a las afueras de Carcassonne, junto a los hoteles más económicos.

 

El tercer día era el día de la vuelta y teníamos previsto hacer ruta y así aprovechar para hacer algunas visitas.

Comenzamos por la abadía de Saint Hilaire. 4 euros la entrada, niños gratis. Es una abadía del siglo XIII pequeña pero que vale la pena ver.

Saint Hilaire

  • El claustro del siglo XIV, rodeado de columnillas geminadas y arcadas ojivales formando 4 galerías, es bonito. En el centro hay una pila de piedra.
  • Dentro, en el pasillo y alguna de las estancias destacan las pinturas originales (y restauradas) sobre madera.
  • El púlpito de lectura del refectorio de los monjes es muy curioso y puede probarse su buena acústica.
  • Puede visitarse la escueta cava, recordad que es el origen del Blanquette de Limoux, un vino blanco espumoso famoso por ser el  espumoso más antiguo del mundo.
  • En la iglesia podemos encontrar el sarcófago de San Saturnino con un bajo relieve de mármol blanco del pirineo del siglo XII.

Una vez hecha la visita nos dirigimos a Limoux. No se si porque era domingo o porque realmente no dimos con el lugar pero… nada que llamase nuestra atención así que seguimos hasta Couiza con el mismo resultado.

Pensábamos dirigirnos a los castillos de Peyrepertuse y Queribús pero a última hora decidimos cambiar los planes así que atravesamos los pirineos dejando la carretera D118 por la D109 en vez de seguir por la D117; enlazamos con la D9 y de ahí a la D117 con destino Perpignan donde paramos para comer en un KFC que quedaba en la ruta (780 Avenue d’Argeles sur Mer). Las vistas de este tramo son increíbles (la D9 es una estrecha carretera de montaña).

Port-VedresUna vez comimos seguimos hasta nuestra última visita del viaje: Port-Vendres.

Paramos en un parking descubierto en el puerto que es gratuito y dimos un largo paseo por recorriendo todo el puerto hasta el faro.

Una vez terminamos el paseo conducimos hasta la autopista A9, para después enlazar con la AP7 y en menos de dos horas estábamos de nuevo en casa.

Ha sido un viaje bonito que os recomiendo hacer, aunque solo sea la escapara a Carcassonne.

Si queréis alguna aclaración solo tenéis que preguntar.

 

Carcassone por David, marzo 2013

Carcassone por David, marzo 2013

 

Camping

sábado, abril 7th, 2012

Qué tendrán los campings que son uno de los sitios que hacen que las personas se posicionen claramente.

Son de aquellos sitios que, o te gustan mucho, o no quieres saber nada de ellos, como tantas otras cosas.

Los defensores, normalmente personas experimentadas y de tradición campista, disfrutan de la libertad que da el camping, los servicios comunes y el acercamiento a la naturaleza y/o el mar. También valoran mucho la cortesía general que suele reinar en los campings al igual que el ambiente familiar y abierto.

No debemos olvidar el aspecto económico que normalmente es más barato que ir de hotel o apartamento aunque las comodidades y privacidad no es la misma.

En el lado contrario están los detractores, personas que, posiblemente no lo han probado o que prefieren más intimidad y/o comodidades. Saber que estás expuesto a los demás y compartir zonas, servicios o saber que tienes voyeurs casi sin que ellos quieran serlo les incomoda.

Así que como para gustos los colores, que cada uno decida y que pruebe.

image

 

Barca de pesca

lunes, abril 2nd, 2012
Barca de pesca, a photo by limondelcaribe on Flickr.

El placer de las aficiones nos lleva en ocasiones a gastar dinero e invertir tiempo de forma innecesaria.Criticar las aficiones de los demás es fácil además de totalmente humano. Deberíamos pensar un poco más en nuestras aficiones y reflexionar sobre ellas.LLega el buen tiempo, los días más largos y con ellos las salidas, paseos andando y en bici; cargando una cámara de fotos o unos prismáticos; …Disfrutemos de las pequeñas cosas y hagamos partícipes a nuestros familiares y amigos.

Vacaciones dulces vacaciones

domingo, agosto 21st, 2011

Como en casa no se está en ningún sitio.  Dicen. Y no les falta razón pero no hay que negar que de vacaciones se está de fábula.

Felices vacaciones.

Buen tiempo, hora de salir

martes, marzo 29th, 2011

Invierno soleado, originalmente cargada por limondelcaribe.

Llega la primavera y con ella los días más largos, el buen tiempo y las salidas.

Excursiones, caminatas y paseos cada uno dentro de sus posibilidades pero todos con las mismas ganas: salir y olvidar el día a dia durante un rato.

Nosotros ya hemos empezado este año con los espárragos. Muy ricos en tortilla,en revoltillo con huevo o simplemente fritos con unos ajos, os lo recomiendo.

No olvidemos las cosas básicas: no ensuciar y respetar a los de más y a la naturaleza.

Disfrutemos de todo y ello incluye las pequeñas cosas.