16 Feb , 2013

Enviado por en Cocina, Sociedad | 0 Comentarios

Comidas en familia

Comidas en familia

Me gustaría que alguien me explicase el misterio de las comidas familiares, ese por el que cuando se juntan dos familias en la mesa, se pone comida para ocho o dieciséis, familias.

Mesa

Porque, en serio, normalmente todos saben cuantos van a ser en la mesa. No son comidas de esas en las que empiezan seis y acaban 20 tomando café. Todos saben que habrá 7 comensales, y hay cubiertos para 7, vasos y copas para 7, platos para 7… entonces que me expliquen el motivo por el que la cantidad de comida que aparece en la mesa es para 18 personas.

De entrada, el pica pica ya es importante y como vas con un poco de hambre pues atacas sin calcular demasiado. A eso hay que añadir la primera cervecita. Nivel de estómago al 20%.

 

 

Casi sin darnos cuenta aparecen unas ensaladas justo antes de la llegada del primer plato. Ya te la han colado. Si ven que dudas la frase que puedes escuchar es: “¿No te gusta? ¿Te preparo otra cosa?”

Y no es que no te guste, es que dudas si empezar por un poco de ensalada o por el plato que te han puesto delante. Y te lo comes, y también la ensalada; y un vaso de vino o otra cervecita. Nivel de estomago 50%.

Ha sobrado ensalada.

– ¿Es que no te gusta? ¡No estás comiendo mucho!

Ha sobrado primer plato como para hacer otra comida.

– ¿Quieres más, aun queda ehhh?

Segundo plato, consistente, con su acompañamiento, extras y salsas. Dos millones de calorías los 100 gramos y te han puesto un plato como para que coman dos presos de la cárcel rusa más dura.

– Come pan, que comer sin pan no es comer.

Y te lo comes, todo, con pan. Y con alevosía y por sorpresa te cae otro cucharón con más justo en tu plato.

– Va, que eso para ti no es nada. Aprovecha tú que puedes.

Sí, efectivamente, lo que puedes es reventar.

Dos copas de vino o una cerveza y vaso de agua. Lubricante, que baje todo. Nivel de estómago 95%

Te aseguras que tu plato desaparezca de la mesa, no vaya a ser que caiga algo más y mientras estás dando un viaje recogiendo te han colocado un postre… ¿Como ha llegado eso ahí? ¿Que es una tarta? ¿casera? Si, claro que la probaré (o me la comeré, que es lo que pasará)

Vale, te lo comes. “NO, QUIERO MÁS, gracias”
Nivel de estómago: por encima del cardias.

Cuando crees que has acabado escucharás “¿Quieres fruta? Cómete un platanito o una manzana” Sí claro, o un cajón de naranjas. Que no puedes más.

– ¿Cafe?

¡Ja! Has vuelto a picar. El café esconde un secreto y es que viene acompañado de pastas, dulces y bombones. Iluso, cuando pensabas que ya estabas a salvo has pedido un cortado, ¿como se te ocurre?

Bueno, rozando el coma por ataque de diabetes por la subida de azúcar tienes una brillante idea y triunfarás porque sabes que es la solución definitiva a las comilonas: Un buen chupito de orujo, bebida espirituosa y digestiva aromática a la vez que milagrosa.

Lo tomas y ha sido tu salvación, una vez más.

No te libras de salir de esa comida sin tus dos fiambreras porque ha sobrado comida, como decía para otras 7 personas. Pero estás tranquilo porque sabes que tienes 4 días para acabarla, no tendrás que hacerlo en una sola sentada.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA!!! * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies